Una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona es el dejarle sus propios bienes a otras personas. En los casos de un testamento, uno de los retos puede ser asignarle los bienes a una persona con discapacidades. Es difícil dado que el beneficiario puede perder beneficios gubernamentales. En estos casos, muchos optan por usar un fideicomiso como el instrumento adecuado para efectuar dicha asignación.

¿Cómo opera?

Este tipo de fideicomiso está diseñado para que el beneficiario, que cuenta con cierta discapacidad, pueda recibir los bienes asignados, pero, a la vez, que no afecte beneficios gubernamentales de importancia. Hay tres tipos de fideicomisos para personas con necesidades especiales.

  1. Fideicomiso para el primer partido: Es un fideicomiso como cualquier otro. Está diseñado para que un “primer partido” (o el fideicomisario) obtenga posesión legal de los bienes de la persona con necesidades especiales.

 

  1. Fideicomiso para terceros: Está hecho para que el fideicomisario tenga posesión legal de los bienes asignados para terceros. Ellos se encargarán de organizar los bienes para la persona con necesidades especiales.

 

  1. Fideicomiso combinado: Es similar al fideicomiso para el primer partido, solo que éste opera a través de una organización caritativa que permite que los beneficiarios combinen sus recursos y, a la vez, que cada uno de ellos tengan sus cuentas por separado. Así cada beneficiario tiene sus propias cuentas.

¿Cómo opera en Florida?

Existe un fideicomiso para personas especiales que opera de forma revocable o irrevocable. Esto quiere decir que el gobierno no cuenta esos bienes para que la persona sea elegible a servicios tales como Medicaid. Con un fideicomiso como éste, el gobierno no descarta al beneficiario por completo y hace que la persona sea candidata a recibir los servicios que ofrece el gobierno a través de Medicaid o Supplemental Security Income (SSI).

Estas son una de las medidas que se pueden tomar cuando se está considerando dejarle los bienes a una persona discapacitada. También es bueno dado que pueden proteger a sus seres queridos con este tipo de fideicomiso para que sean elegibles a servicios gubernamentales.