Uno de los problemas que pueden afectar la validez de un testamento es la falta de firma del testador y no contar con la capacidad testamentaria. En el estado de Florida se considera que cuando llegan a existir estas fallas, entonces el testamento ha quedado automáticamente inválido. Esto se da por varias razones, pero una de las más importantes es que se asume la posibilidad de que se ha manipulado la última voluntad del testador. Es importante poder distinguir a las dos y ver cómo pueden afectar al testamento

Requisitos:

Cuando el testador decide escribir su testamento, se presenta una de dos opciones que puede afectar la validez. Sin embargo, es importante que se distinga bien para que el testamento sea válido (enlace en inglés):

  1. Deberá firmar el testamento al final, o
  2. Si el testador no puede firmar, entonces la firma deberá de estar escrita por un tercero siempre y cuando lo haga frente a la presencia del testador, siguiendo sus indicaciones.

La razón por la cual ocurre la segunda opción es por si el testador está bastante grave que no pueda escribir o bien, no esté en pleno uso de sus facultades mentales y, por lo mismo, ocupa de una tercera persona para que le firmen el testamento. Sin embargo, ¿en qué consiste la capacidad testamentaria y cómo se determina?

Capacidad testamentaria:

En muchos estados, se pide que le testador tenga la mayoría de edad y que cuente con la capacidad legal. Esto se refiere a la capacidad del individuo en crear un testamento. Se espera que, para que el testador cuente con la capacidad, deberá de conocer (enlace en inglés):

  1. La propiedad como tal.
  2. Los objetos que conforman su propiedad.
  3. La transferencia de dicha propiedad a otro.
  4. La capacidad de unir todos estos elementos en un solo testamento.

Es importante que los testadores cuenten con el apoyo necesario para escribir sus testamentos. De esta manera, se cerciora que su última voluntad se transmita de la manera que ellos deseen.